“América Latina y la conquista española (1492-2019): choque de cosmovisiones, y síntesis liberadora”.

“La conquista española,  ha conducido a la  fusión de dos razas en progresión asintótica… un proceso que debe conducir a la  fraternidad y perdón, dentro de esta gran familia que es Latinoamérica, y que recién toma conciencia de su enorme poder en el  mundo”.

1. «Pobreza y círculos de poder en Latinoamérica».

Latinoamérica urge de  cambios profundos, a fin  de superar el empobrecimiento social, el cual es facilitado desde un modelo cultural específico, que ha funcionado como instrumento indispensable para el  ejercicio del poder.

2. «Intelectualidad orgánica e historia oficial».

En tal sentido, para tratar de entender las causas del estancamiento de grandes sectores sociales en L.A., deberemos de interpelar el modelo dominante; el cual es construcción  generacional de la intelectualidad orgánica autorizada, que en principio, ha ocultado y deformado hechos históricos fundamentales. Y que  constituye, el telón de fondo  de la historia oficial.

Una intelectualidad reclutada desde el poder dominante,  consagrada en labor tenaz e implacable,  y cuyo fin primordial,  es servir de bisagra intangible, entre el minoritario sector dominante, y las grandes mayorías  dominadas. Un monopolio que abarca todos los sectores de la actividad productiva, para formar un casi granítico e impenetrable bloque.  

3. «Conciencia colectiva y pobreza social».

Por lo anterior, es preciso reconstruir la conciencia colectiva, a partir del rescate de una memoria histórica autentica; la cual deberá reflejar de manera coherente, las variables que hasta estos días han definido la dinámica social  del continente .

En tal sentido, es pertinente revisar los ejes del modelo cultural latinoamericano, que representa una constante extrapolable a la mayoría de naciones en L.A.: “realidad fenoménica, única e irrepetible, donde pareciera encontrarse la clave del verdadero subdesarrollo«.

El cual no representa únicamente la carencia de bienes materiales, sino fundamentalmente, la invisibilización históricamente  programada, de sectores de población mayoritaria.

4.»Conquista española y el ethos del poder dominante».

En tal sentido, “conquista, colonización, independencia, y vida republicana”, abarcan un arco de casi  500 años, desde México, hasta Cabo de Hornos; constituyendo el eje espacio-temporal, que hasta el día de hoy, es el escenario del choque de modelos culturales, que aún mantienen, con escasas excepciones, el ethos de la invasión española. Reconvertido generacionalmente, dentro de un inevitable  mestizaje, pero que conserva el núcleo interpretativo, dentro del cual indios y/o mestizos, han sido tradicionalmente, elementos prescindibles para las elites herederas de aquellos primeros conquistadores .

Linealidad histórica,  que ha posibilitado la existencia de los Gobiernos patrimonialistas y paternalistas en A.L, desde los cuales se ha ejercido un tipo de control social, político y económico, que ha facilitado el exterminio de grandes grupos de población.

También es preciso recordar, la articulación de un poder regional y mundial, que potencia los vasos comunicantes, a través de los que transita la cultura dominante ; la cual ha desarrollado hasta el presente, un modelo biopolítico , que determina la gubernamentalidad global.

5. «Pobreza y violencia: frutos de la visión oficial».

De esta cosmovisión errada, parte la tradicionalmente raquítica inversión Estatal en los rubros de salud, educación, seguridad social, etc.; comparado con las jugosas partidas del presupuesto nacional, en sectores   vinculados al aparato jurídico-político-económico, y defensa nacional.

Comprobado en innumerables estudios históricos, y que evidencian de manera tajante “la lógica del poder en A.L”. De igual manera, a los excesivos niveles de violencia y pobreza, se apareja la corrupción política, ejercida desde  sectores del poder dominante.

6.»Subconsciente colectivo e intelectualidad contestataria: clave emancipatoria».

Tal concentración de hegemonía, determina y sanciona lo “moralmente correcto”, incluso dentro del gran filón de la historia.  Porque aquí, se encuentra una de las más importantes claves del proceso de liberación integral: “el subconsciente colectivo”, el cual ha sido manipulado por las redes de poder,  y que es preciso liberar desde sus raíces.

Porque funciona como un peligroso parasito, que succiona las mejores energías de A. L contemporánea, el cual hay que eliminar desde la acción coordinada de un tipo de intelectualidad contestataria.

6. «Conclusión».

Y desde esta acción estratégica, facilitar una conciencia colectiva renovada, capaz de generar  un modelo social  ontológicamente inclusivo; esencia del nuevo proyecto de humanización en A.L.

Anuncios