RECOMENDACIONES EN TEMA DE SALUD PARA FUTURO GABINETE PRESIDENCIAL DE NAYIB BUKELE .

1. Desmontar tráfico de influencias en puestos claves del Ministerio de Salud, ISSS, y redes paralelas (Hospitales, Centros de Salud, etc.).

2. Combatir la corrupción en licitaciones donde se privilegia el costo, y no la calidad del fármaco, equipamiento e insumos varios.

Que en este nivel de competencia, sea solicitada la asesoría del médico farmacólogo clínico, especialista biomédico en tecnología de punta  como entes neutrales e imparciales. Preferentemente no vinculado a instituciones del Estado

3.  Despolitizar el acceso a cargos de confianza, privilegiando la idoneidad al mismo, y no filiación partidaria.

De no ser así, caeremos en el mismo error de Gobiernos del pasado. Sabiendo distinguir moralmente entre lo conveniente para el pueblo , pago de cuotas de poder, o de un nepotismo patrimonialista.

Para tal efecto, exigir declaración de bienes antes y después de asumir el cargo, así como definir la existencia o no de lazos familiares y/o conflictos de intereses. En tal dirección, actualizar portal de transparencia institucional, donde se pueda acceder a datos en tiempo real , de cómo se administran y distribuyen los fondos del Estado , en especial para esta importante cartera de salud.

4.  Que del acceso al cargo de Ministro de Salud, sean excluidos médicos especialistas, (exceptuando salubristas destacados, o administradores de Hospital con experiencia ) quienes por su excesiva tecnificación, y sin pretenderlo, pierden la visión del contexto global de la salud nacional.
Ser llamados única y exclusivamente como consultores, o en casos que así lo ameriten .

 Y como corolario : que el elegido a este importante cargo, además de poseer las cualificaciones antes mencionadas, haya tenido práctica clínica intensiva al menos durante 20 años, sea dentro de la institucionalidad de atención sanitaria pública, o privada.

El hacer caso omiso de esta última consideración, podría llevar al nuevo Gobierno, a cometer el gravísimo error de elegir académicos descontextualizados de la realidad concreta, de la salud y la enfermedad del pueblo salvadoreño.

5.  Empoderar y dignificar a todos los integrantes de la pirámide sanitaria nacional, donde la jerarquía clásica intrahospitalaria aunque es una modalidad necesaria e importante , debe de existir en función del bien del destinatario ultimo : el enfermo . Sin olvidar estimular a quienes, por vocación demostrada, opten por ejercer la profesión en zonas rurales, o en periferias con alto nivel de peligrosidad. Desde el ayudante rural sanitario , hasta los actores con niveles de competencia más complejos.

6.  Hacer del dominio público, el INFORME VERAZ, ACTUALIZADO Y DETALLADO, de NIVELES de contaminación biológica y química del agua servida por ANDA, así como del aire ambiente; determinando en especial , la DESCRIPCION DEL IMPACTO SANITARIO DE LA COMBUSTION DE HIDROCARBUROS, DE TAL O CUAL CALIDAD , PROCURANDO ELGIR EL QUE MEJOR SE AJUSTE A LA SALUD POBLACIONAL  .

Y de igual manera, se audite la potabilidad del agua » de marca”, de forma rigurosa y permanente. Poniendo especial atención en los » carteles del agua contaminada», que desde hace años adulteran el vital líquido. Dañando la salud del consumidor, y la economía de los negocios legalmente establecidos.  

7. Que el cargo de Ministro de Salud, sea evaluado semestralmente. Y en base a resultados obtenidos, previa consulta a la población,
poner a disposición de autoridades respectivas este cargo ministerial, para su ratificación o destitución según así convenga a los intereses de la sociedad.

8. Que los programas de especialización médica sean rigurosamente auditados, y actualizados,

Y para quienes  después de someterse a exámenes de oposición para optar a cargo de especialización resulten ganadores, deberán de aunar a lo anterior, méritos demostrados en excelencia curricular , y bajo la supervisión de una entidad ad hoc diseñada por el colegio médico y el Ministerio de salud. Sólo de esta manera, se podrá filtrar que el acceso a estos niveles de conocimiento, sea destinado a los más capaces, y que de los frutos de esta preparación, se beneficie todo el El Salvador.


Se establezcan castigos ejemplarizantes, con destitución, y hasta cárcel, para quienes se les demuestre que trafican   en estos niveles de selección académica.

9. Definir las políticas de acreditación para médicos graduados en universidades extranjeras, recordando que la práctica médica es eminentemente científica y social , por tanto, debe desligarse en la medida de lo posible de las preferencias implícitas, al minimizar o facilitar la incorporación de médicos provenientes de países considerados aliados ideológicamente, y sin las necesarias cualificaciones académicas.

10. Privilegiar el empoderamiento de la atención institucional, reforzando de manera permanente los valores humanistas própios de todo aquel que se involucra en la atención sanitaria, así como la dignificación de los salarios destinados a esta cartera. 

Y para quienes tomaron la decisión de ejercer de forma privada, establecer un programa de protección social y estímulo, lo cual podría plantear el derecho a una jubilación al igual que el resto de empleados de las instituciones del Estado. La razón para esta última propuesta, es que tradicionalmente esta modalidad privada de atención en salud, ha compensado (y lo hará por mucho tiempo), las imperfecciones própias e inherentes al ejercicio de la profesión médica administrada por el Estado, aquí y en cualquier parte del mundo.

San Salvador ,18 de febrero del 2019

Anuncios