El rescate del «tiempo» como dimensión liberadora.

El tiempo transcurre y el final del 2012 y comienzo del 2013 solo nos deja una idea de lo que pudo ser y no fue, pero también de la esperanza de que el futuro podría aún cambiar .
Como un reino de posibilidades que plantea la incognita del poder que no se transmutó, y que aún espera ser materializado en la historia personal y colectiva en el tiempo por venir. Pero este tiempo no es solo el que contabilizan los calendarios y los relojes de la maquina del tiempo físico…me refiero al tiempo de la vida , aquel que rescató H. Bergson a principios del siglo XX ; el mismo que se escurre en una dimensión infinita, la cual es solo aprehensible mediante la emosión humana plasmada en el inteligir genuino de lo que nos diferencia y caracteriza como « Homo metaphisicus». Este es el tiempo que deberemos rescatar en la época actual, dentro de la cual se desborda el mundo hacia una crisis desconocida; la cual podría traer situaciones inesperadas, en las que podria estar la ruta para el cambio y liberación .

Anuncios