¿Qué es la política en El Salvador y qué se espera en el 2014 ?

La historia es hecha por seres humanos , y para los países más pobres de la tierra esta historia parece estar siendo escrita por el mismo sector de la humanidad que un día decidió convertirse en depredador de sus semejantes.
En El Salvador estamos a poco menos de un año de realizarse elecciones presidenciales, y esto pareciera ser motivo de esperanza para muchos; pero para otros sólo se constituye en una oportunidad más de ver en el partidarismo político la ocasión de consolidar sus propios negocios o de realizar sus venganzas en la búsqueda del poder.¿ Pero qué es lo que realmente el ciudadano común y corriente quiere para un país como El Salvador ? …esta pregunta aunque parece necia y repetitiva, contiene en su simplicidad una verdad que desde hace siglos se sabe su respuesta.
Indudablemente es necesario percibir esta realidad humana desde la perspectiva que dan la justicia básica o el derecho natural tan pregonados , pero tan poco o nada aplicados.¿ Será conveniente votar en medio de estas condiciones de insensibilidad, de absurdo e inhumanidad ? Es claro que será necesario algo más que una simple teoría que avale una evolución progresiva de las instituciones y su credibilidad; para dar paso a otra que denuncie de manera clara el cinismo y desprecio que pareciera ser la clave de análisis de tantas campañas presidenciales, de tanto candidatos que aseguran que esta vez será diferente. O de otros que de manera más grave quieren repetirse en el banquete politiquero, en esto que más que un ejercicio de cultura ciudadana , parece un circo romano donde los más pobres son siempre quienes tiene que ser sacrificados ,merced a su ignorancia, buena fe ; y quienes aún esperan el día en que alguien se apiade y les de su lugar legítimo en el concierto de la humanidad.
Hagamos otra historia entre todos, desafiemos el egoísmo y el ansia por un poder que ha destruido y seguirá destruyendo a la sociedad salvadoreña. Apostemos a algo más que a ser braceros de exportación o empleados sin el mínimum vital.

Por Mario Oliva.

Anuncios